Inicio / Fragmentos (página 2)

Categoría Publicaciones: Fragmentos

Subscripción<

Todo es parte de un proceso aún mayor, las cosas llegan en el momento indicado y cuando estamos listos para recibirlas, las realidades pueden cambiar si se proyectan en el interior, pero debemos estar listos para cuando se materialicen.

Psiconautas

Los alquimistas, que a su manera, sabían más sobre la naturaleza del proceso de individualización que nosotros lo hacemos actualmente, expresaron esta paradoja con el símbolo del uroboros, la serpiente que engulle su propia cola. En la imagen histórica del uroboros está el pensamiento de devorarse a uno mismo y convertirse en un proceso circulatorio, porque era claro para los alquimistas más astutos que la materia prima del arte era el hombre mismo. El uroboros es un símbolo dramático para la integración y asimilación del contrario, es decir, de la sombra. Este proceso de la ‘ regeneración ‘ es al mismo tiempo un símbolo de la inmortalidad, puesto que el uroboros se mata sí mismo y se trae a la vida, se fertiliza y se da a luz. Él simboliza el que procede del choque de contrarios, y por lo tanto, constituye el secreto de la materia prima que proviene indiscutiblemente de la misma raíz del inconsciente del hombre.

C.Jung

Hitler fue el primero en prohibir la caza de animales y así nacieron las leyes de protección animal.

Más aún, se estima que de no ser por este interés de los nazis, algunas especies nativas de los bosques alemanes estarían totalmente extintas hoy en día.

Irónico… (y curioso).

¿Por qué las personas gritan tanto?

La historia cuenta que un pensador indio planteó la pregunta a sus discípulos:
– ¿Por qué la gente grita cuando se enoja?
– Gritamos porque hemos perdido la calma -Dijo uno.
– Pero ¿por qué gritan cuando la otra persona está a su lado? – Preguntó nuevamente el pensador.
– Bueno, gritamos porque queremos que la otra persona nos escuche – replicó otro discípulo.

Y el maestro vuelve a preguntar:
– ¿Por qué no pueden hablar en voz baja?
Varias otras respuestas surgieron, pero ninguno convenció al pensador.

Luego aclaró:
“Usted sabe, ¿Por qué se grita a una persona cuando se estás enojado?

El hecho es que cuando dos personas están molestas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esta distancia, precisan gritar para poder escucharse el uno al otro.
Cuanto más enojados estan, más fuerte tendrán que gritar para oírse, una a la otra, a través de la gran distancia.

Por el contrario, ¿Qué sucede cuando dos personas están enamoradas? Ellos no gritan.

Ellos hablan en voz baja. ¿Y porque?
Debido a que sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es pequeña. A veces están tan cerca sus corazones, que no hablan, susurran.
Y cuando el amor es más intenso, no necesitan siquiera susurrar, sólo se ven el uno al otro y basta. Sus corazones se entienden.

Eso es lo que sucede cuando dos personas que se aman están cerca “.

Por último, el pensador concluye diciendo:
– Cuando discutan, no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más porque llegará un día en que la distancia será tanta que no encontrarán más el camino de vuelta.

Cuando discutes con alguien, recuerda que el corazón no debe participar.
Si la persona con la que discutes no está de acuerdo con nuestras ideas, no hay razón para gustarle menos o distanciarse, aunque sea brevemente.

Cuando nuestro objetivo es encontrar soluciones a los desacuerdos, habla con una voz que nos permita cada vez estrechar nuestras distancias y diferencias, como si fueras a decirle a la otra persona, “No estoy de acuerdo con sus ideas u opiniones, pero eso no me hace menos que usted! “.

Mahatma Gandhi.

Originally posted 2017-03-06 20:18:09.

Scroll To Top