Encuéntrense ustedes mismos primero…