Felicidad y sufrimiento.

“Un alumno preguntó a su maestro:
¿Maestro se puede vivir sin sufrir?
Y el maestro respondió, si se puede vivir sin sufrir y ser feliz, siempre y cuando hayas sufrido lo suficiente para comprender, que el sufrimiento no se necesita.”