Hitler fue el primero en prohibir la caza de animales y así nacieron las leyes de protección animal.

Más aún, se estima que de no ser por este interés de los nazis, algunas especies nativas de los bosques alemanes estarían totalmente extintas hoy en día.

Irónico… (y curioso).

Scroll To Top