El mal es la ausencia de dios