El panal no es nuestra propiedad.