Somos literalmente sacos de carne controlados por esto…