la dimensión de tu drama es proporcional al tamaño de tu ego.