La normalidad es una ilusión.