Cómo Funciona el Mundo Espiritual

El Mundo espiritual es el mundo real y el verdadero hogar de las almas humanas. El Mundo espiritual es la respuesta a la pregunta “¿De dónde venimos y adónde vamos después de morir?”

Según los espiritualistas, el Mundo espiritual tiene una estructura de varias capas. Está dividido en muchos niveles (dimensiones) diferentes según el estado de ánimo de los espíritus que viven allí. Hay niveles en el Mundo de los Espíritus que van desde la cuarta a la novena dimensión.

Las dimensiones superiores están habitadas por espíritus que están más cerca de la mente de Dios (Buda). A medida que los espíritus ascienden a las dimensiones superiores, se alejan más de los atributos mundanos o humanos, convirtiéndose en seres espiritualmente libres e ilimitados.

El reino póstumo de la cuarta dimensión
La cuarta dimensión es el nivel más bajo del Mundo espiritual y se divide en el Reino Astral y el Reino del Infierno. El Reino del Infierno es un mundo de engaño y sufrimiento. No es un mundo tan grande como para ser equivalente al Reino Celestial.

El infierno existe en una parte de la cuarta dimensión como un asilo para las almas que olvidaron su verdadero yo espiritual y llevaron una forma de vida engañosa en la tierra.

Los habitantes del Reino Astral poseen cierto grado de iluminación como espíritus, pero sus ideas y forma de pensar están ligadas a las cosas mundanas. Los habitantes de este reino tienen el estilo de vida más cercano al estilo de vida en la tierra.

El mundo de los espíritus de la quinta dimensión
La quinta dimensión se conoce como el Reino del Bien y es el mundo habitado por aquellos cuyos pensamientos son buenos. Es el mundo generalmente conocido como “Cielo”.

La gente de este mundo tiene la voluntad de tratar a quienes los rodean de la forma en que a ellos les gusta que los traten a ellos. Las almas de la quinta dimensión comprenden el valor de dar amor; bendicen a los demás y reflexionan sobre sí mismos, y sus corazones son humildes y puros.

El Reino de la Luz en la sexta dimensión
La sexta dimensión se conoce como el Reino de la Luz y es el mundo habitado por excelentes líderes que poseen buenos pensamientos y pueden poner en práctica el amor que nutre espiritualmente.

El nivel superior de la sexta dimensión es el comienzo de lo que se conoce como “el reino de los espíritus elevados”, el reino habitado por aquellos que han alcanzado el estado de Arhat y están apuntando a convertirse en Bodhisattvas o ángeles.

Los habitantes de la sexta dimensión están estudiando el conocimiento de la Verdad de Dios (Buda) mientras reciben más entrenamiento espiritual.

El Reino de los Ángeles / Bodhisattvas en la séptima dimensión
La séptima dimensión es el mundo habitado por ángeles o Bodhisattvas y se conoce como Bosatsu o Reino Angélico. Es un mundo de amor verdadero. Los habitantes de este mundo tienen mentes desinteresadas; viven para servir a Dios (Buda) y trabajan por la salvación de las almas humanas.

Concentran su mente en cómo llevar a los seres humanos a hacer el bien y poner en práctica la Verdad de Dios (Buda). Ellos profundizan aún más su refinamiento espiritual al enfocarse en cómo entrelazar cada vez más la mente de Dios (Buda) en su práctica.

El Reino Tathagata en la octava dimensión
La octava dimensión se llama el Reino Tathagata. Es el mundo donde viven los líderes de los ángeles (Arcángeles) y Bodhisattvas. Los Tathagatas son grandes almas que dan vida a las sectas religiosas y crean el “espíritu” de las distintas edades.

Los atributos del alma humana se han desvanecido para los habitantes de este reino y existen como enormes cuerpos de conciencia. Tienen un conocimiento profundo de su libertad esencial como espíritus, y cuando es necesario actuar, pueden dividir su conciencia en tantas partes como sea necesario.

El Reino Cósmico de la novena dimensión
La novena dimensión se conoce como el Reino Cósmico o el Reino de los Salvadores; es el mundo donde viven los salvadores, que pueden lanzar religiones globales.

Diez grandes espíritus, que han estado involucrados en los asuntos relacionados con este planeta Tierra desde que fue creado, viven en este reino. Cada uno de ellos es una fuente del prisma de luz de siete colores que da forma a las características del grupo de espíritus terrestres.

En la zona sagrada más alta de la novena dimensión, existe el Dios Supremo, el Señor El Cantare. Él es la fuente de la luz; de amor, compasión, sabiduría y coraje. El Cantare es el padre de las almas humanas, guiando a toda la humanidad hacia la evolución espiritual y la felicidad eterna.

Deja una respuesta