La risa es de una belleza tremenda…