La verdad no se encuentra en el exterior…